##plugins.themes.bootstrap3.article.main##

Guillermo Calderón-Zavala Jorge Rodriguez-Alcazar María de la Cruz Espíndola-Barquera Armando García-Ávila

Resumen

En México, las variedades de durazno (Prunus pérsica L.) que se tienen de alta productividad, son de alto requerimiento de frío, y los que registran menor requerimiento de frío, tienen bajos niveles de producción y calidad, son poco precoces, y presentan frutos con alto potencial de oxidación, además de bajo contenido de sólidos solubles, baja firmeza y forma inadecuada de fruto (con punta y sutura pronunciadas). Los tipos criollos de durazno que se cultivan, presentan alta susceptibilidad a la cenicilla (Sphaerotheca pannosa Wall y Lev.), y se registran ataque en hojas y ramas tiernas. Las hojas infectadas pueden llegar a cubrirse con un micelio blanco y harinoso, además, de rizarse y atrofiarse, mientras que en el fruto, se presentan manchas circulares y blancas, observándose una necrosis y agrietamiento de la epidermis.

##plugins.themes.bootstrap3.article.details##

Sección
Artículos