##plugins.themes.bootstrap3.article.main##

M.T.J. Segura-Martínez

Resumen

El conocimiento y transferencia de tecnología al campo puede mejorar el índice de desarrollo humano en comunidades rurales. El objetivo de la presente investigación fue identificar las tecnologías transferidas a un grupo de jefas de familia con bajo nivel escolar que pretenden arraigarse como productoras de hortalizas. La investigación se llevó a cabo en el Ejido Vicente Guerrero, Tula, Tamaulipas durante 2015-
2016. Se aplicaron encuestas a siete mujeres productoras de hortalizas, durante y después de tres talleres de capacitación, así como la toma de notas, datos y entrevistas, durante el desarrollo de las tareas asignadas del ciclo productivo en los diferentes cultivos hortícolas en la comunidad, se dio asistencia
técnica y transferencia de tecnología (fertiriego, selección de semilla, preparación de suelo y sustratos, manejo de plagas y enfermedades, diagnóstico y monitoreo ambiental entre otras), la aplicación de nuevos conocimientos y tecnologías modificaron el proceso productivo, facilitando las tareas en el campo, incrementando la producción generando un mayor beneficio económico. Se estimó un índice de desarrollo humano (IDH) antes de la capacitación, así como, variables económicas y desarrollo para evaluar el impacto de la aplicación de tecnologías. Se encontró que el IDH en el Ejido para las siete productoras fue entre 0.48 a 0.63, con un promedio de edad de 54 años, el nivel de escolaridad entre 0 a 9 años y con 2 a 9 hijos.

##plugins.themes.bootstrap3.article.details##

Sección
Artículos